Cómo los Sistemas de Control Integral contribuyen al Proceso de Decisiones

 

Versión ampliada del artículo con el mismo título, publicado en revista América Economía, edición septiembre 2017

Los directivos y, en general, los responsables de la conducción de organizaciones tienen en sus mentes dos ámbitos de preocupación: el primero, la visión estratégica de su negocio, y el segundo, la visión operativa de sus acciones.  Ambas visiones deben ser complementarias y equilibradas. Más aún cuando los entornos y mercados son altamente dinámicos como en el Ecuador.

Existe una clara relación entre el sistema de control de gestión y las decisiones directivas. Desde una perspectiva clásica, la gestión estratégica es el resultado de un sistemático, racional y deliberado proceso de planificación estratégica, realizado por la alta dirección que luego es comunicado a la organización para su implementación; mientras que, desde una perspectiva alternativa basada en estudios descriptivos de formulación estratégica, se ve la gestión estratégica como el resultado que emerge del proceso de toma de decisiones a lo largo de varios niveles organizacionales. La estrategia resultante es la combinación de estos dos procesos simultáneos de formulación de estrategia y floración de estrategias emergentes.

El conjunto de decisiones directivas incluye un subsistema de decisiones estratégicas que monitorea y valida el marco estratégico y que cumple los roles de cuestionamiento y planeamiento estratégico (CPE). Por otro lado, el conjunto de decisiones directivas incluye un subsistema de decisiones operativas que se encarga de gestionar la implementación del marco estratégico y cumple los roles de implementación y seguimiento estratégico (ISE). (Ver figura 1 al descargar artículo)

De lo expuesto anteriormente, se puede reconocer que la formulación estratégica y la implementación estratégica son interdependientes y que cada uno de estos corresponden a roles diferentes dentro del proceso de gestión estratégica. Esta sincronización entre ambos eslabones debe generar en sí congruencia en la toma de decisiones estratégicas y operativas, las cuales, en la práctica, son una de las mayores problemáticas de alineación, coordinación y eficiencia dentro de las organizaciones.

Si desea leer el artículo completo:

EL AUTOR

Hugo Pérez de la Puente tiene los grados de PhD en Management por ESADE Business School de la Universitat Ramon Llull de Barcelona, España, y MBA por IAE Business School, Universidad Austral de Buenos Aires, Argentina. Es Licenciado en Administración de Empresas y Contador Público por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Actualmente es profesor de Sistemas de Dirección y Control en el IDE Business School y Presidente de Deepbudgeting Consulting.

 

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios