Un recorrido por Latinoamérica

 

Antecedentes

Después de dos años de períodos recesivos, se puede confirmar la desaceleración económica de la región, con lo cual, pese a que aún siguen presentes tanto los riesgos propios del contexto internacional —sobre la economía estadounidense (efecto Trump: generación de incertidumbre en los países latinoamericanos, debido a las dudas que se tienen en torno a cómo será la relación de Estados Unidos con Latinoamérica)—, como también la gran influencia de la economía china en varios países de América Latina, los factores intrínsecos de cada nación, principalmente los de carácter político que han marcado la pauta sobre el modelo de desarrollo de toda la zona, el año 2017 podría venir con una tibia recuperación de casi el 1,2% sobre el PIB Global.

La base de la expansión que podría darse en Latinoamérica viene dada principalmente por el aumento que pueden tener los precios de las materias primas, en donde se incluye el petróleo del cual dependen varias de las economías. En este caso, el crecimiento vendría a ser en base a precios y no a cantidades, por lo que podríamos considerar como un potencial riesgo a dicho crecimiento.

Por ello, es primordial poder hacer un breve recorrido por las principales economías de la zona en relación a la nuestra.

Brasil

El índice de actividad económica mensual registró una baja de -4,5% promedio durante el 2016, según los datos publicados por el Banco Central de Brasil (BCB). Estos resultados confirman que el año 2016 fue el segundo año consecutivo de recesión, denotando una baja anual en el PIB alrededor del -3,5%.

El sector Industrial es uno de los que viene fuertemente golpeados, ya que por tercer año consecutivo dicha industria decrece, alcanzando en el último año un 6,6% en contra, en donde uno de los indicadores más críticos es la utilización de la capacidad instalada, que cayó a fines de año al 76% (su menor nivel desde 2003), según datos de la Confederación Nacional de Industria (CNI).

La expectativa de los precios para el 2017 se encuentra mucho más moderada, esperando un 4,5% en promedio anual.

En el caso de la tasa de interés básica, en octubre de 2016 cayó a 14%, del 14,25% que venía manteniendo. Para enero de este año cayó aún más, al 13%. Dada la inflación, la expectativa es que existan algunos recortes adicionales para el año 2017.

De acuerdo a los últimos pronósticos del BCB, el PIB alcanzará un crecimiento minúsculo del 0,5% durante el presente año, en tanto que para el 2018 el crecimiento podría ser más considerable, con un avance superior al 2,0%.

Si desea leer el análisis completo:

SOBRE EL AUTOR

Juan Pablo Jaramillo Albuja es Economista de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Realizó la Maestría en Administración de Empresas (MBA) en el IDE Business School. Actualmente es catedrático de esta escuela. Entre los cargos que ha desempeñado están Gerente General de Agrovolcanes Cía. Ltda., miembro del Directorio de Polypapeles Cía. Ltda. y Gerente Comercial de Industrias Ales C.A..

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios