El acuerdo con la Unión Europea

 

Antecedentes

En el mundo actual, los procesos comerciales son cada vez más intensos y empiezan a globalizarse de una manera bastante acelerada, de tal forma que, en función de la cantidad de acuerdos y la mayor integración económica y política, los podríamos clasificar en los siguientes eslabones:

-          Área de Libre Comercio:              ALADI

-          Unión Aduanera:                            TLCAN

-          Mercado Común:                           MERCOSUR

-          Unión Económica:                         UNIÓN EUROPEA

De esta manera lo que se busca es que exista la menor cantidad de trabas, entendiéndose por éstas los aranceles, contingentes arancelarios, restricciones cuantitativas, entre otras medidas no arancelarias, para tener acceso a los mercados.

Por último, este tipo de acuerdos lo que buscan es un fundamento básico de “reciprocidad”, en donde el significado de este concepto puede variar de un acuerdo a otro, como ejemplo podemos mencionar los tratamientos especiales según los niveles de desarrollo de las partes integrantes y los tiempos en que se van eliminando las “trabas” para que el comercio de mercaderías, servicios, propiedad intelectual, inversiones, derechos laborales, entre otros, fluya libremente.

Razones para el Acuerdo con la Unión Europea

Frente al hecho de que la Unión Europea es uno de los socios comerciales más importantes para el Ecuador —es más, ha ocupado en los últimos años el primer lugar como destino de las exportaciones ecuatorianas no petroleras por sobre los Estados Unidos de Norteamérica—, es totalmente lógico que se busque tener un acuerdo comercial que permita que el comercio fluya de una manera más “limpia” entre las partes.

Para el año 2015, el PIB de la Zona Euro alcanzó los 10’455.774 millones de euros, frente a los 100.000 millones de dólares del Ecuador, con lo cual el potencial de mercado que se abriría es extremadamente atractivo para cualquier exportador. Por otra parte, el PIB per cápita de la Zona Euro ya ha alcanzado los 30.800 euros, mientras que el per cápita del Ecuador se encuentra para el 2015 en 5.631 euros.

Si desea leer el análisis completo:

SOBRE EL AUTOR

Juan Pablo Jaramillo Albuja es Economista de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Realizó la Maestría en Administración de Empresas (MBA) en el IDE Business School. Actualmente es catedrático de esta escuela y se desempeña como Gerente Comercial de Industrias Ales C.A., Gerente General de Agrovolcanes Cía. Ltda., y miembro del Directorio de Polypapeles Cía. Ltda.

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios