El desempleo no es el fin del mundo

 

Desempleo... ¿le es familiar esa palabra?

Actualmente está en todos lados y es inevitable escuchar conversaciones sobre el tema.

Quien no está desempleado, está temeroso de poder perder su empleo.

Es que el tema del empleo no solamente está ligado a la estabilidad e inestabilidad económica. También tiene que ver con la autoestima, con nuestro valor y nuestras aptitudes. Por más emocionales que sean a veces nuestros motivos de preocupación, nunca debemos descuidar las molestias que estas pueden causarnos.

De allí que algunos tips para superar un tema de desempleo nunca está de mas. Muchas veces de un mal episodio se derivan cosas mejores que llegan a nuestras vidas. El meollo del asunto es no perder la perspectiva, sino seguir siendo productivos, emprendedores, creativos.

Tener la mente ocupada es importante. Estudios clínicos demuestran la relación existente entre la situación de desempleo y los trastornos psíquicos menores como cuadros de ansiedad y depresión. Estar súbitamente desempleado es un proceso de duelo, que tiene cuatro fases:

  1. Negación
  2. Enfado y culpa
  3. Depresión
  4. Aceptación y autoanálisis

Lo ideal es pasar por todas las fases y llegar a la última exitosamente. Para lograrlo, los expertos en el tema hacen varias recomendaciones.

Si desea leer el artículo completo:

SOBRE EL AUTOR

Gabriel Rovayo Vera tiene el grado de PhD in Business Administration por University of Newport, California, USA. Es miembro principal de consejos directivos y comisiones locales e internacionales como el Consejo Editorial de la revista “América Economía” en Ecuador; Decision Sciences Institute de la Universidad Estatal de Georgia, USA; Consejo Nacional Profesores Matemáticos, USA; Directorio de la Cámara Oficial de Comercio Española, entre otros.

 

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios