Agronegocios: ¡La vida es bella! (si la rentabilidad fuera menos volátil)

 

En la frontera de la provincia del Guayas con la del Oro había una hacienda con superficie cercana a las 20.000 hectáreas que se conocía con el nombre de Agrícola Balao. La hacienda pertenecía a un grupo de accionistas uruguayos y chilenos. Los cultivos más importantes eran cacao (800 ha), banano (1.200 ha), cítricos (200 ha), camarones (200 ha) y unas 20.000 cabezas de ganado.

Los propietarios de Agrícola Balao habían obtenido importantes ganancias con la explotación y comercialización internacional de estos productos por medio de Frutera Sudamericana, empresa que exportaba la fruta ecuatoriana a varios países, principalmente Estados Unidos y Chile, e importaba desde Chile la fruta estacional allá producida: uvas, manzanas, peras, etc.

El directorio de Agrícola Balao, conformado por el gerente y representantes locales de los propietarios, se veía en serias dificultades cuando la fruta de la hacienda caía de precio en el mercado internacional, cuando los países competidores tenían cosechas extraordinarias e inversamente llegaba la bonanza, o cuando las plagas, los ciclones o cualquier fenómeno adverso atacaban a esos países.

Algunos miembros del directorio se cuestionaban: la agricultura a gran escala, ¿tiene que depender tanto del entorno geográfico, de los fenómenos climáticos, de las leyes de comercio internacional, de las políticas agrarias del país?

Ciertamente que la dependencia era grande. En el cacao, por ejemplo, se consideraba que existían ciclos de altas y bajas y que podía arribar la bonanza cada siete años, aunque no siempre sucedía exactamente lo previsto.

Si desea leer el artículo completo:

SOBRE EL AUTOR

Wilson A. Jácome posee un Diplomado Superior en Pensamiento Estratégico y Prospectiva por la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, Universidad Tecnológica Equinoccial y Universidad Externado de Colombia, y al momento ha egresado de la Maestría en la misma área académica. Es Ingeniero Químico por la Escuela Politécnica Nacional de Quito y ha realizado el Programa de Alta Dirección de Empresas (PADE) en INALDE Business School, Universidad de La Sabana, Colombia. Actualmente es Miembro del Consejo Directivo del IDE Business School donde además ejerce los cargos de Director de Programas de Perfeccionamiento y Director del área académica de Responsabilidad del Empresario y la Empresa en la Sociedad (REES). Es Consultor en temas de planificación estratégica e implantación de Responsabilidad Corporativa.

 

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios