¿Cuánto valor está generando mi empresa?

management1

¿Existen otras alternativas de corto plazo para bajar costos en vez de bajar personal?

Uno de los grandes retos que tienen las empresas en la actualidad, dado el entorno competitivo latinoamericano es continuar generando valor. La palabra “valor” puede tener muchos significados. En este artículo tomaremos como punto de partida la productividad para lograr un valor operativo.

Entendiéndose por productividad la relación de los costos y gastos operativas con relación a sus ventas. Como complemento a este concepto vamos a mirarlo diferencialmente; esto es relacionar el incremento de los costos con relación al incremento de las ventas en un periodo de tiempo. También se lo puede ver inversamente; es decir, cuanto crecen o disminuyen las ventas porcentualmente y cuanto crecen o disminuyen los costos porcentualmente.

Adicionemos otro parámetro, el GAP de Productividad corresponde a la diferencia, en un momento determinado, entre el crecimiento o disminución porcentual en ventas y el crecimiento o disminución de costos y gastos. Para ilustrar, a continuación, pondremos como ejemplo en una serie de tiempo, un incremento positivo de las ventas, denominado Escenario productivo.

En este primer escenario se presenta un modelo de seis periodos de tiempo, que pueden ser semanas, meses o años. En base a la experiencia, la periodicidad debe estar alineada con la temporalidad del proceso de venta; desde que nace la oportunidad hasta que se cierra la venta contablemente. Aquí el incremento de ventas es mayor que el incremento de costos y gastos.

Como se puede apreciar en el gráfico 1, mientras más grande es el Gap de Productividad el Beneficio Operativo crece de manera exponencial, por tal motivo es indispensable que una tarea permanente de los gestores, gerentes o directores sea la de vigilar constantemente la evolución del incremento de ingresos operativos y la evolución de gastos y costos.

management2

Es también aconsejable mirar la evolución y la tendencia de ambos valores a lo largo del tiempo, sean históricos o proyectados, de esa manera se puede identificar si este gap es de tendencia ascendente o descendente.

Otra buena práctica es que cuando la tendencia del gap de productividad cambie de ascendente a descendente, a su vez dispare o genere planes de acción correctivos. La celeridad y el acierto de los planes de acción generarán un cambio de tendencia volviendo productiva la empresa y generando valor operativo que sustente su viabilidad.

El siguiente escenario es totalmente opuesto al anterior, en este caso el incremento de ventas es menor que el incremento de costos y gastos. Como se puede apreciar en el gráfico 2, mientras el Gap de Productividad sea negativo menor será el Beneficio Operativo Diferencial.

management3

Como conclusión de esta primera parte del análisis podemos determinar: Si la variación de ventas es positivo; la variación entre el crecimiento en ventas y la variación de incremento de gastos y costos generará un aumento o una disminución exponencial del Beneficio Operativo.

Ahora bien, apliquemos la lógica anterior a un escenario pesimista de restricción de mercado y por ende disminución de ventas. Como hemos visto a pesar de una disminución en ventas podemos generar valor siempre y cuando la disminución de los gastos y costos sea mayor a la disminución en ventas generando un Gap de Productividad positivo y por ende un Beneficio Operativo positivo; creando de esa manera valor tangible.

El gran reto para todos los responsables, gerentes o directores es saber dónde y en qué disminuir los costos y gastos cuando haya que hacerlo para mantener el Gap de Productividad positivo y por ende la sustentabilidad de la empresa y de su generación de valor. En próxima parte del artículo trataremos de dar algunas ideas al respecto.

 

Si desea leer el artículo completo:

descargar articulo

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios