Con sana envidia, me enteré a finales del año pasado de la existencia de la Sociedad Chilena de Políticas Públicas, la cual el pasado mes de enero de 2010 organizó su primer encuentro anual.Una sociedad que logra organizar un encuentro de alto nivel académico, en el que catedráticos e investigadores de distintos centros de estudios sobre políticas públicas se reúnen en una jornada, y presentan más de 60 trabajos de excelencia y en los que se reflejan toda una diversidad de lineamientos frente a los grandes temas de interés nacional en Chile, solamente se puede dar cuando existen muchos y variados centro de estudios públicos, muchos "tanques de pensamiento" (traducción literal de "think tanks", del inglés), muchas instituciones de educación superior que generan pensamiento, que discutan constantemente sobre los distintos temas, que investigan, que analizan, y que difunden.

En estos últimos 5 años de vida republicana, el Ecuador ha vivido una infinidad de situaciones y de realidades, tan cambiantes y paradigmáticas, que a veces parecería que en lugar de que sean solamente 5 años, hubieran pasado – al menos - 20 años. Sin embargo, y a pesar de que los cambios en algunos ámbitos han sido profundos (en otros más parecería que son cosméticos) no se ha generado un debate informado y serio para entender el momento que estamos viviendo, y seguimos casi siempre con discusiones superficiales, mediáticas, muchas veces intrascendentes. Sinceramente, debemos hacer un mea culpa, y aceptar que – salvo muy pocas excepciones - la sociedad civil parecería haberse quedado sin piso, y que en casi todo hemos dejado que sea el gobierno el que dicte la tónica de la discusión.

Para tener una democracia madura, es fundamental "ciudadanizar" la política; es decir, lograr que ciudadanas y ciudadanos participen activamente en la vida política de la nación, no solamente cada 2 o cada 4 años cuando tenemos que acercarnos a las urnas (ojalá fuera un voto consciente); sino participar en el día a día, preocupándonos de los temas que nos competen, que nos tocan y que definen el futuro de nuestros hijos. ¿Por dónde empezar? Yo diría, por todos lados. Volviendo a las clases de cívica en las escuelas y colegios, a fin de que desde pequeños los futuros ciudadanos tomen conciencia de la importancia de sentirse parte del medio, parte de una sociedad, de la que provienen y a la que se deben. Fomentando en los universitarios un actitud crítica ante la vida, que aprovechen los años que pasan en la Universidad para comprometerse más aún con la sociedad que los rodea, y que no se conviertan en meros robots que simplemente irán a sumarse a la masa de graduados que solamente buscan sobrevivir, y no – como debería ser – crear, construir, progresar.

Hace justamente 5 años, en las distintas ciudades del país, se vivía una verdadera ebullición política que nos hacía pensar en esperanzas de cambio. Muchos ciudadanos (padres, hijos, hermanos) y muchas ciudadanas (madres, hijas, hermanas) de distintas tendencias políticas y visiones del mundo, se reunían y pensaban en formar fundaciones, asociaciones, corporaciones, con y sin fines de lucro, para proponer nuevas ideas, ser gestores del cambio, analizar la situación del país, y avanzar en distintos procesos hacia el desarrollo del Ecuador. De hecho, algunas de estas instituciones se llegaron a crear, están funcionando, algunas colaboran entre ellas, otras no saben la existencia la una de la otra, pocas han pensando en la validez de formar una red (o una sociedad como la chilena) de las actuales y futuras organizaciones y personas que consideramos fundamental que la ciudadanía organizada y pensante participe activamente en la formulación de políticas públicas, a nivel nacional, regional y local.

No le tengamos miedo a las divergencias, a los distintos puntos de vista, a las distintas formas de hacer y qué-hacer político... Tengámosle miedo a la inoperancia, a las inefi ciencias, a la indiferencia, a la parsimonia.

En este 2010 podríamos iniciar por establecer una especie de catálogo de las distintas iniciativas y centros de estudios públicos que existen en el país, así como identificar las distintas instituciones que trabajan en estos temas desde el punto de vista académico. Luego podríamos encontrarnos, re-encontrarnos, y comenzar a pensar seriamente en el presente y el futuro de nuestro país.

He aquí, entonces, mi propuesta: trabajar en red, trabajar juntos desde nuestros distintos espacios y visiones, pero tratando de buscar puntos de encuentro, posibilidades de cooperación. Definir espacios de encuentro de la sociedad civil para generar iniciativas hacia un mejor estado, hacia mejores instituciones, hacia propuestas de nuevas políticas públicas en las distintas áreas que nos preocupan a todos: educación, salud, infraestructura, transporte, nueva matriz energética, productividad, medio ambiente, etc.

No le tengamos miedo a las divergencias, a los distintos puntos de vista (que inicialmente podrían parecer antagónicos), a las diferentes formas de hacer y de qué-hacer político. Tengámosle miedo a la inoperancia, a las inefi ciencias, a la indiferencia y a la parsimonia.

El año pasado también salió un documento consensuado sumamente interesante en Chile, que se llama "un mejor Estado para Chile – 2009", que reúne un conjunto de propuestas de modernización y reforma del Estado chileno, impulsado por el Consorcio para la Reforma del Estado, que tuviera una variedad de integrantes, todos ellos hacedores de pensamiento estratégico en las cuestiones públicas: el CEP, el CIEPLAN, Libertad y Desarrollo, Fundación Chile 21, Fundación Jaime Guzmán, el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica de Chile, la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, el Instituto de Políticas Públicas Expansiva de la Universidad Diego Portales; es decir, centros de estudios públicos y universidades de distintas tendencias, estilos, visiones y haceres.

Por qué no soñar en que algún día podamos colaborar instituciones como: CORDES, Fundación Esquel, Grupo Faro, la Fundación Ecuador Libre, Hexagon Consultores, el Instituto Ecuatoriano de Economía Política, la FLACSO, el Área de Estudios Sociales y Globales de la Universidad Andina Simón Bolívar, el Centro de Investigación y Análisis de Políticas Públicas de la Universidad Dos Hemisferios, el Instituto de Economía de la Universidad San Francisco de Quito, la Facultad de Ciencias Humanas de la PUCE, la Universidad Católica de Guayaquil y la Escuela de Gobierno del IDE. Soñemos, y soñemos en grande, pues esta hermosa patria que es el Ecuador merece que seamos capaces de colaborar, de cooperar, de presentar propuestas conjuntas hacia el bienestar y "bien ser" de todos quienes hacemos esta nación. Soñemos en que nos podemos sentar a conversar, a proponer, a discutir (inclusive acaloradamente pero sin sectarismos), demostrémosle a las siguientes generaciones que hemos roto con las atávicas costumbres y que podemos cambiar de verdad, y no solamente de palabra.

Seamos positivos, pro-positivos, aprendamos a conocer al otro, a aceptarlo y a valorar la diversidad como algo maravilloso, que nos va a permitir crecer y mejorar constantemente. El diálogo solamente se puede dar entre personas y grupos de personas que piensan de manera diferente. Si todo pensamos igual, seríamos una aburridísima reunión de pares, en donde nadie entra en crisis.

Crisis, Einstein y Políticas públicas

Y hablando de crisis, quisiera citar al gran Albert Eisntein, quien dijo lo siguiente:

"la crisis es la mayor bendición que puede sucederle a personas y países, por que la crisis trae progresos".

Pongámonos constantemente en crisis, entonces, si queremos progresar como país. Y propongámonos sentarnos en una misma mesa con quienes piensan diferente, radicalmente diferente, a cómo pensamos nosotros. Lo importante aquí es la voluntad de avanzar, de mejorar, de cambiar, y – sobre todo – de construir un país más equitativo, más solidario, más justo, más sostenible.

Repensemos las políticas públicas, como algo que no le pertenece únicamente al gobierno de turno, sino que nos pertenecen a todas y a todos.

Descargar

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios