Bienvenidos a esta nueva serie de breves artículos y ensayos, enfocados en la Gobernanza, dentro de la Revista Perspectiva del IDE.Para ustedes no será una novedad ya el leer y escuchar el vocablo "gobernanza", pues muchos de ustedes habrán participado en algunos de los eventos organizados por la Escuela de Gobierno del IDE, o habrán recibido invitaciones a las Tertulias de Gobernanza, o finalmente conocerán de nuestro Programa de Gobernanza y Liderazgo Político, que este mes abre sus puertas a un nuevo grupo de mujeres y hombres de nuestra nación, que iniciarán los estudios, discusiones de casos, debates y análisis, dentro de la cuarta y quinta promociones de nuestro Programa.

Pero, lo que para muchos tal vez no esté muy claro aún, es el alcance y complejidad del significado de este importante concepto, que forma parte de nuestro idioma español, inspirado por una palabra del inglés, "governance."

Entonces, partamos de la definición de "gobernanza", que consta en el Diccionario de la Real Academia Española. Incluyo aquí la primera defi nición, que es la que nos compete:

1. f. Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

Entonces, desde la Academia, y desde los distintos procesos que se pueden generar a partir de los conocimientos, destrezas y contactos adquiridos en las aulas, podemos justamente influenciar de manera positiva en el arte o manera de gobernar, entendiendo que se lo puede hacer desde varios espacios, y pensando en que es factible lograr un equilibrio entre varios sectores.

La gobernanza deja de ser entonces una mera quimera, como parecería que es la "gobernabilidad", y pasa a convertirse en el objetivo puntual de todo el accionar de la Escuela de Gobierno, sus profesores, alumnos, amigos, aliados y directivos.

"Digging dip into complication can melt frozen debates and identify new paths."
Martha L. Minow
Decana, Facultad de Derecho Harvard Law School

Evidentemente, el camino hacia una erdadera gobernanza, tanto nacional, como local, y en los distintos campos de lo público; como puede ser la gobernanza ambiental, energética, hídrica, económica, financiera, social; será un camino largo, a veces tedioso, muchas veces emocionante, y en algunas ocasiones frustrante.

Una verdadera gobernanza no depende exclusivamente de quienes dictan las políticas públicas desde lo alto, sino que se convierte en un proceso del cual todas y todos podemos y debemos participar. Ciudadanos informados, activos y responsables, podremos crear las condiciones para que quienes efectivamente gobiernen sientan que cuentan con nosotros, como socios en el desarrollo nacional; como partícipes activos en el diseño y gestión de las políticas públicas; y también como críticos constructivos, y veedores del cumplimiento pleno de las políticas del Estado.

¿Todo esto suena muy bonito, no es cierto? Casi parece imposible. Pero no es así. La ciudadanía activa, debidamente organizada, puede y debe ser partícipe activo del quehacer político nacional, para cambiarlo, dinamizarlo, y mejorarlo. Evidentemente, no es una obligación participar, el civismo no se puede exigir, pero si se puede incentivar, y desde la Escuela de Gobierno del IDE estamos convencidos que el "hacer" política es algo que debe tener connotaciones positivas, de avanzada, hacia un desarrollo sostenible y sustentable, para que las actuales y las futuras generaciones podamos disfrutar de nuestro país, y de todo lo que nos puede ofrecer.

Para quienes decidan voluntariamente ejercer posiciones de liderazgo democrático, desde cualquier espacio en donde lo hagan (un partido político, un gremio, una organización comunitaria, un barrio, la liga deportiva cantonal, la junta parroquial, la empresa, una fundación, una asociación, el municipio, la Asamblea, o la Presidencia) es fundamental brindar no solamente conocimientos y teoría, sino también herramientas de análisis, para que estos líderes, puedan ejercer su gestión de lo público de manera informada, eficiente, solidaria y responsable.

Es así que desde la Escuela de Gobierno del IDE buscamos apoyar en la generación del debate, la discusión de las ideas, el impulso del tan necesario diálogo entre sectores, a fin de que juntos, como nación, podamos progresar desde lo local hacia lo global. Fundamental resulta el entender a los territorios, y a las potencialidades de los mismos, para que podamos entender, y entendernos, y de esta manera insertarnos en las importantes tendencias mundiales.

Ahora comenzamos esta Serie de Gobernanza, con un artículo escrito por uno de nuestros invitados a las Tertulias, Mauricio Rodas Espinel, quien desde la Fundación ETHOS (México), impulsa su "Modelo de Gobierno Responsable", como una importante herramienta de análisis para una adecuada gestión gubernamental. A Mauricio lo hemos tenido en Quito y en Guayaquil, y quienes asistieron a las respectivas Tertulias compartieron de un par de horas de valiosa discusión y aprendizaje.

Descargar

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios