En este artículo conocerá los principales instrumentos para medir la responsabilidad corporativa –RC-, así como su importancia y beneficios.

En la necesidad de esclarecer el hecho cierto de que la RC no es un simple enunciado de buenas intenciones.

¿Por qué es importante medir cómo se implementa la RC en una empresa?

Luego de conocer el concepto y alcance de la RC en la empresa, no cabe duda que es un motor importante del desarrollo socio-económico de los países, ya que ha modificado la visión del empresario sobre la forma de generar riqueza, al aplicar un modelo de gestión que integra aspectos económicos, sociales y ambientales a su accionar, que está basado en la cultura, principios y valores de la organización.

Si la empresa ejerce acciones de RC en forma voluntaria, ¿por qué se tienen que evaluar?. La respuesta está en que la evaluación permite, entre otras cosas: (i) conocer si los resultados planteados se están cumpliendo; (ii) definir factores de riesgo en el cumplimiento de objetivos; y, (iii) establecer planes de contingencia o de acción para optimizar las actividades emprendidas.

A pesar de que los objetivos e intereses sobre la evaluación de la RC pueden diferir conforme los grupos de interés, se converge en la necesidad de identificar: ¿cómo la empresa desde su actuacióndiaria practica y ejecuta su estrategia de responsabilidad corporativa?, ¿qué implicaciones tiene esto para los stakeholders? y ¿qué grado de coherencia y consistencia tiene la estrategia?.

En definitiva la evaluación es una oportunidad de mejora. El que la RC sea de adopción "voluntaria" por parte de la empresa no signifi ca que se deba abandonar una lógica de planifi cación con calidad y eficiencia en su ejecución, requiriendo un sistema de evaluación con "nuevos" indicadores de gestión. Para medir la RC, las empresas elaboran básicamente dos tipos de documentos; (i) la memoria de sostenibilidad, conocida también como anuario de responsabilidad social y (ii) el balance social. Conforme la estrategia de comunicación de la empresa estos documentos son puestos a consideración de los stakeholders por diferentes medios. ¿Cómo se pueden medir la implementación de RSE o RC a través de la Memoria de Sostenibilidad? En el mundo, se aplican diferentes mecanismos para evaluar el grado de implementación de la RC. El Global Reporting Initiative -GRI-, ha desarrollado una metodología para elaborar la Memoria de Sostenibilidad, que es el referente en esta temática a nivel mundial. Al momento, más de 1000 de las empresas más grandes del mundo utilizan esta metodología. Igualmente, el GRI cuenta con socios institucionales en los diferentes continentes, uno de los cuales es IDE Business School.

Esta metodología se basa en la identificación de los impactos de la empresa en lo económico, social y ambiental, con lo cual se pretende impulsar la requerida "cultura de información", basada en la transparencia, de los impactos por parte de las empresas, de tal forma que la información generada en estos aspectos se comunique de manera tan rutinaria como la fi nanciera, para que además sea comparable. Adicionalmente, pone sobre la mesa de discusión de la empresa la necesidad de que ésta contribuya al desarrollo sostenible .

En lo sustancial la memoria de sostenibilidad tiene la introducción o explicación sobre la estrategia de RC de la empresa, el detalle de las acciones y resultados en lo social, económico y ambiental. Lo fundamental es que para elaborar este documento la empresa cuente con la participación de los diferentes stakeholders, para contemplar un análisis desde los puntos de vista de los diversos grupos de interés. Este reporte deberá, ser amigable, sencillo de interpretar, práctico y fidedigno, en cuanto a la información allí expuesta.

¿Cómo entender la metodología del GRI?

Existe un marco para la elaboración de esta memoria, que está dado por los documentos de apoyo generados para tal fin, que son: (i) Guía para la elaboración de la memoria de sostenibilidad – G3-; (ii) Protocolo de los indicadores G3, relativos a aspectos económicos, sociedad, medio ambiente, derechos humanos, laboral, responsabilidad sobre los productos, prácticas laborales y trabajo digno; y, (iii) Suplementos sectoriales de servicios financieros, minería y metales, entre otros.

La guía G3, pretende configurar los principios y el contenido sobre el cual se elaborará la memoria. Los cuales garantizarán el contenido, la calidad y la cobertura.

Dentro de los principios sobre el contenido de la memoria se tiene: materialidad, participación de stakeholders, exhaustividad y contexto de sustentabilidad. Si bien todos los principios deben ser respetados y son importantes, el de materialidad es uno de los de mayor cuidado ya que hace referencia a que "la información en una memoria debería cubrir los asuntos e indicadores que pudieran tener influencia sustancial en las decisiones de los grupos de interés que usen el documento" , esto implica que como parte del proceso de reporte, se debe identificar la información sustancial para los stakeholders y su toma de decisiones.

Igualmente, en los principios sobre calidad destaca el equilibrio, que implica que en la memoria se reportaron tanto aspectos positivos de la gestión, como aquellos negativos que son un reto para el futuro.

Conforme la metodología del GRI, se plantean 79 indicadores en lo económico, social y ambiental. Al preguntarnos ¿qué indicadores debo medir y reportar? Volvemos a destacar que esto ¡depende de la empresa y su realidad!. Como se podrán imaginar crear la información para todos los indicadores, tiene asociado su costo, tiempo y recursos, además, de la necesidad de contar con un sistema de gestión lo sufi cientemente flexible, como para que arroje los datos requeridos.

Por lo expuesto y por otras razones, las empresas deciden qué y cuántos indicadores reportar. De acuerdo al GRI, se puede decidir entonces si deseo elaborar una memoria tipo A, B o C, lo que no signifi ca que la memoria tipo A sea mejor que la B o C, sino el número de indicadores y el contenido de los reportados. Una vez que la empresa cuente con su memoria de sostenibilidad, pueden someterla a un proceso de verificación, ya sea con el GRI o con el apoyo de empresas verificadoras y/o auditoras externas. El GRI destaca en forma sencilla cinco pasos para elaborar la memoria de sostenibilidad: (i) preparación, que señala los aspectos de planificación de la memoria, donde se tiene una idea de su contenido y alcance y se conforma un equipo que coordine el proceso de elaboración; (ii) contactos, que es identificar y dialogar con los grupos de interés sobre la información relevante para ellos; (iii) defi nición, en el cual se establece el contenido, los objetivos y los indicadores a reportar; (iv) supervisión, en esta se defi nen las personas responsables de generar la información necesaria, así como los mecanismos de supervisión que garanticen la calidad de la misma; y, (v) comunicación, donde se determina el cómo se comunicará, los medios e instrumentos de difusión interna y externa.

Siendo un proceso una vez concluido, se deben establecer mecanismos para contar con retroalimentación de los stakeholders, y asi fortalecer el proceso de mejora continua en la elaboración de la memoria.

Ciertamente, al desarrollar un informe de sostenibilidad y generar información ambiental y social sobre mi desempeño e impactos como empresa, se ponen de manifiesto una serie de temas que son complejos y a la vez interesantes, por ejemplo, en el tema equilibrio entre trabajo y empresa, requerimos preguntarnos si ¿es realmente eficiente una empresa donde para alcanzar las metas planteadas sus trabajadores en forma rutinaria permanecen en la empresa más tiempo que aquel establecido en la ley?, ¿será deseable relegar el desarrollo familiar de los trabajadores o peor aún convertirlos en trabajadores "eficientes" con un pobre desempeño en el seno familiar?.

De ninguna manera se pretende con esto decir que la empresa se transforme en una "entidad de beneficencia", tan solo que la empresa otorgue, en este caso a los trabajadores, espacios dignos de desarrollo humano que les permita crecer profesionalmente en equilibrio emocional y familiar, lo que al final del día repercutirá en la capacidad de la empresa de retener a elementos humanos valiosos.

¿Cómo miden la implementación de RSE los inversionistas?

El mercado de la inversión socialmente responsable (ISR), sostenible o inversión RSC se ha dinamizado en los últimos años, para lo cual se han desarrollado nuevos productos financieros que incorporan criterios de RC. Esto ha derivado en la creación de índices bursátiles que tienen los criterios ya señalados (económicos, sociales y ambientales). Se ha generado, por parte de Financial Times Stocks Exchange – FTSE- y Dow Jones, el "Índice de Sostenibilidad", que a su vez permite establecer un ranking de RC, mediante el análisis de agencias independientes. A nivel mundial se dispone del Índice de Competitividad Responsable. Para el 2007 de 108 países analizados, el Ecuador se ubica en el puesto 79, es decir que está en el tercio inferior, lo que implica que necesita avanzar en los aspectos analizados. En el Ecuador conforme los mercados financieros y de valores tengan más conocimiento sobre los benefi cios de la responsabilidad corporativa para la empresa,se introducirán indicadores sociales y ambientales a su análisis de inversión y riesgo.

Finalmente, se debe mencionar que existen otros mecanismos, normativa y herramientas, que aportan en la medición de la RC, entre las que se tienen: normas ISO y normas de calidad, principios del Pacto Global y herramientas para relacionamientoy diálogo con grupos de interés.

En la investigación realizada por el IDEBusiness School, con UNICEF, SwissContac, Catholic Relife Services y CARE Ecuador, en el 2008 sobre la Situación de la RC en el Ecuador, se investigó sobre el conocimiento de las herramientas y nos encontramos con que 3 de cada 10 empresarios conocen por ejemplo el GRI; la más conocida es la norma ISO 14001.

Esto nos invita, sobre todo a la academia, a reflexionar sobre la necesidad de incrementar la difusión de estas herramientas, valiosas para soportar la adecuada implementación de la estrategia de RC, lo que ha motivado el presente artículo.

Descargar

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios