Midiendo la rentabilidad de las inversiones

 

Impuesto

 

Ya sea que las inversiones en la compañía se hagan con fondos propios o con recursos de terceros, se debe evaluar su rentabilidad, como herramienta para toma de decisiones previo a arriesgar el capital.

La rentabilidad es un concepto asociado al riesgo. Se ha establecido una correlación entre ambas: A mayor riesgo, mayor rentabilidad; y cuando hay un menor riesgo esperamos una menor rentabilidad.

En términos financieros, hay dos herramientas para cuantificar, de cierto modo, la rentabilidad de un proyecto de inversión. Ellas son: El Valor Actual Neto VAN, y La Tasa Interna de Retorno TIR. La forma de cálculo es muy sencilla, y más aún si se recurre a algún programa con herramientas financieras como MS Excel, pero es conveniente entender la concepción de estos indicadores de rentabilidad.

VAN: Es la diferencia entre los flujos de dinero esperados (en el horizonte proyectado de la inversión), y la inversión inicial hecha el día de hoy. Cabe recalcar, que financieramente no es posible solo sumar o restar flujos que se generaron en diferentes periodos de tiempo, sino que para ello, se debe descontar los flujos futuros por medio de una tasa (que representa el costo del dinero en el tiempo). 

 

 

F= Flujos anuales

k= Tasa de rentabilidad mínima que se está exigiendo al proyecto

n= Tiempo estimado de duración del proyecto

Io= Inversión Inicial

Si VAN>0: ganamos más de lo esperado, si VAN=0: recuperamos la inversión, si VAN<0: No ganamos lo esperado, y probablemente no se recupere la inversión.

Y como el VAN nos dice si ganaremos o no, pero no cuánto fue será esa ganancia, y si realmente recuperaremos la inversión, acompañamos el análisis mediante el TIR.

TIR: Se la puede definir como una tasa o porcentaje, que aunque no tiene fórmula de cálculo propia, se la obtiene a partir del VAN, puesto que matemáticamente hablando, es ‘la tasa de rentabilidad k’ que hace que VAN=0. Es un cálculo tan complejo, que para realizarlo eficientemente se debe recurrir a una calculadora financiera o a Excel. Si TIR>0: se obtiene rentabilidad, si TIR=0: recuperamos la inversión, si TIR<0: No se recupera la inversión.

 

 

 

 

 

Departamento de Investigación.

IDE Business School

 

 

 

 
 
 
 
 

 
 
 
 

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios