Semejanzas de la economía ecuatoriana 2007 con la del 2015 y las oportunidades empresariales.

 

Marketing_IDE

 

Este no es un artículo en el que encontrarán muchas cifras o gráficos de macroeconomía, sino más bien algunos paralelismos cualitativos que ya vivimos, y que hoy asoman. En Agosto del 2007 el entorno económico de nuestro país se invadía de incertidumbre, producto de las anunciadas propuestas de políticas económicas del gobierno entrante. Las cifras oficiales apuntaban a una alta inflación en los meses junio y julio (cercana al 0.4%). Los analistas económicos lo explicaban con diferentes criterios: fenómeno cíclico, elevado gasto público, especulaciones, cambios en la expectativa de productores y consumidores, etc.

Lo cierto es que el entorno mostraba un ambiente favorable para los consumidores: incremento de salarios, inyección de liquidez de parte del gobierno por desarrollo de proyectos sociales, etc. Por otro lado, el sector productivo tenía que lidiar con el anuncio de la no firma de un TLC con USA, nuevos controles gubernamentales, reformas tributarias, etc.

Si leemos el mercado como el resultado de la interacción entre oferta y demanda por medio de la cantidad de bienes y sus precios, en el que la cantidad demandada por los consumidores disminuye al ritmo en el que aumentan los precios, mientras que la cantidad de bienes  que están dispuestos a ofertar los productores aumenta si los precios también lo hacen, y así viceversa; entonces en el 2007:

 

·  Algunos productores esperaban que la demanda y la oferta se contraigan

·  Los consumidores esperaban que la oferta y la demanda aumenten.

·  Dada la dicotomía de expectativas de productores y consumidores, la oferta se contrajo, pero la demanda aumentó.

 

La lectura incorrecta de lo que va a pasar en el mercado se evitaría reconociendo que ni la oferta se mueve en función de la demanda, ni la demanda se mueve en función de la oferta, sino que son movimientos independientes entre sí.

Hay que estar conscientes que cuando hay crisis, la clase media se contrae, ya sea para arriba o para abajo. El consumidor se mueve y debemos preguntarnos ¿Lo podemos seguir?

Ya sea que hayan identificado o no estas oportunidades en el 2007, algunos de los empresarios que tuvieron éxito fue porque desarrollaron inversiones a corto plazo como compra y venta de productos importados, otros mudaron sus operaciones a otros mercados, o de algún modo aprovecharon el nivel de liquides que hubo en los último años. Realmente no hay una fórmula matemática para superar la crisis, pero podemos aprender de la historia. Un breve ejemplo: Las salvaguardias que se impusieron a los zapatos importados (2009) han derivado en que la producción local pase de 15 a 35 millones de pares de zapatos anuales en el periodo 2008-2014, y seguramente hay un sinnúmero de ejemplos más de  emprendedores que identifican estas oportunidades en entornos adversos.

 

 

 

Departamento de Investigación.

IDE Business School

 

 

 

 
 

Compartir articulo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios